Thomas Stevens

Thomas Stevens: El Willy Fog de las bicicletas.

Post by

El pionero Thomas Stevens fue el primer hombre en dar la vuelta al mundo en bicicleta. Utilizó una penny-farthing con una gran rueda delantera y su aventura duró dos años, desde 1884 a 1886.

Thomas Stevens

Thomas Stevens.

Thomas Stevens, natural de Reino Unido, se mudó a los 17 años con su familia a San Francisco, donde descubrió su amor por el mundo del pedaleo. En esta ciudad, en 1884, se compraría la que sería su compañera durante esta gran aventura. Stevens y su Columbia Started de 50 pulgadas iniciaban lo que sería un hito histórico, sin saberlo. Los planes del joven no iban más allá de recorrer el país, desde Sacramento al Este, en un principio.

COMIENZA LA AVENTURA

Con equipaje en mano, si se le puede llamar así, ya que solo había escogido lo básico y necesario para su viaje: calcetines, camisa de repuesto, saco de dormir, impermeable y un revolver de bolsillo, consiguió llegar, después de seis mil kilómetros, a Boston. En este trayecto de seis mil kilómetros fue recibido en diferentes lugares por clubs ciclistas locales, que se iban haciendo eco de la hazaña del joven.

Parecía Julio Verne, contando sus propios relatos maravillosos, o como un Sinbad el Marino contemporáneo – Thomas Wentworth Higginson, al escuchar a Stevens hablar en el Club Ciclista de Massachusetts.

Stevens pasó el invierno en New York, trabajando como dibujante para la revista Outing con dibujos de su viaje de 103 días por el país. Desde la revista fue trasladado a Liverpool, donde sus ansias volvieron a brotar y comenzó su investigación para recorrer Europa y Asia.

Dibujos del propio Thomas Stevens de su viaje por el mundo.

Dibujos del propio Thomas Stevens de su viaje por el mundo.

 

EUROPA

Ayudado por un interprete de la embajada china, sus ilusiones menguaron, pero el viaje a Europa no se lo iba a quitar nadie. Recorrió Reino Unido, dejando atrás incluso el lugar donde había nacido, para tomar un ferry que le llevaría hasta Francia. Continuó por Alemania, Austria, Hungría, Eslovenia, Serbia, Bulgaria y Turquía.

Mientras Thomas Stevens recorría la mitad del mundo, la otra mitad estaba oyendo hablar de su aventura. Cuando llegó a Constantinopla ya le estaban esperando con recambios para su biciclo. Tras unos días de descanso, su viaje continuó a través de AnatoliaArmeniaKurdistánIrak e Irán.

ASIA

Como ya sabía de antemano, el paso hacia Asia sería complicado, pero el joven ciclista no se iba a rendir. Después de haberle sido denegado el permiso para viajar a través de Siberia, intentó partir por Afganistán, del que fue expulsado por las autoridades. Cambió su ruta de nuevo y volvió a Constantinopla para coger un barco que le llevase hasta la India.
Recorrió la India al completo, dejando constancia de lo maravillosa que era la Grand Trunk Road (una carretera milenaria que cruza la India) para pedalear.

De Calcuta viajó en barco a Hong-Kong. Desde Hong-Kong pedaleó hasta el este de China, lo cual le resultó muy dificultoso debido al idioma. Y ya en la costa tomó otro barco que lo llevaría a Japón, un país que le enamoró, donde acabó su aventura. Exactamente el 17 de diciembre 1886, en Yokohama.

Después de nada más que 21.700 kilómetros, en enero de 1887, vuelve en barco a San Francisco.

Thomas Stevens, vuelta al mundo en bicicleta.

Recorrido de Thomas Stevens en su vuelta al mundo.

Años después, escribió un libro de dos volúmenes de su experiencia recorriendo el mundo en su biciclo, La vuelta al mundo en una bicicleta, pero actualmente solo está disponible en inglés.

La bicicleta de Stevens fue conservada, por La Pope Company, hasta la Segunda Guerra Mundial. Después es donada a una unidad de desecho para apoyar el esfuerzo de guerra.

He aquí la historia del pionero que se lanzó a dar la primera vuelta al mundo en bicicleta. ¿Sabéis quién fue el segundo? no tuvo tanta suerte!

 

Leave a comment