Search

Follow:

La historia de la mujer y la bicicleta

La historia de la mujer y la bicicleta: Susan B. Anthony, "creo que la bicicleta ha hecho más por la emancipación de la mujer que cualquier otra cosa en el mundo". ¿Tenía razón la activista Susan B. Anthony?
Historia de la mujer y la bicicleta: Cita de la activista Susan B. Anthony.

Cita de la activista Susan B. Anthony.

 
PIONERAS EN UN MUNDO DE HOMBRES
Los velocípedos eran considerados un producto para hombres, pero poco a poco las mujeres de las clases altas comenzaron a utilizarlos. Era un invento que permitía a las mujeres desplazarse con libertad, por lo que las liberaba de estar constantemente vigiladas por un acompañante, ej. familiares, marido o incluso los conductores de los carruajes.
"Cada vez que veo una a una mujer en una bicicleta me alegro, porque es la imagen de la libertad" es otra de las grandes frases de la activista Susan B. Anthony. Ella se alegraba pero, ¿la sociedad?
Las primeras pedaladas no fueron fáciles. Aquellas primeras mujeres que empezaron a pedalear eran objeto de burla, malas miradas e incluso, agresiones.
POPULARIZACIÓN DE LA BICICLETA Y SUS CONSECUENCIAS
Poco a poco la bicicleta se popularizó y redujo su coste, lo que permitía el acceso al resto de los estratos de la sociedad. El número de mujeres ciclista aumentó, pero los juicios morales no disminuyeron. La bicicleta seguía siendo un invento de y para hombres. Aparecieron artículos médicos sobre las enfermedades asociadas al ciclismo, argumentos que avisaban de que el uso de este invento en mujeres provocaba abortos y esterilidad e, incluso, excitación sexual. Pero las ciclistas no dejaron de pedalear. La máquina de la libertad, que así apodaron estas mujeres, estaba permitiendo que la mujer dejase de estar sometida en el hogar familiar.
LA MÁQUINA DE LA LIBERTAD
Historia de la mujer y la bicicleta: Amelia Bloomer vestida con pantalones bombachos (bloomers).

Amelia Bloomer vestida con pantalones bombachos (bloomers).

  La imagen femenina estaba sufriendo un evidente cambio, y como consecuencia, también la moda. Los trajes victorianos no eran cómodos para pedalear, ni tampoco el corsé, por lo que nació la necesidad de crear nuevas prendas como los bloomers, una invención popularizada por Amelia Bloomer. Amelia Bloomer fue una incansable defensora de los derechos de las mujeres que, desde su revista, animó a todas las ciclistas a utilizar estos pantalones bombachos ya que eran más cómodos para pedalear. Bloomer impulsó un cambio que supuso una victoria en la historia de la mujer por la lucha de la igualdad.  
Cuando la mujer no podía acceder a la educación superior, ni tenía derecho a votar, las ciclistas con bombachos pedaleaba en la buena dirección.

Joaquín Costa y Mariano Catalán: Historia de la bicicleta

Joaquín Costa y Mariano Catalán son, injustamente, dos figuras poco reconocidas en la historia de la bicicleta en España. Dos oscenses que introdujeron el primer prototipo de bicicleta y posibilitaron las primeras pedaladas en nuestro territorio.
Mariano Catalán sobre el primer prototipo de velocípedo de la historia de España.

Mariano Catalán sobre el primer prototipo de velocípedo de la historia de España.

  Gracias a la curiosidad de Joaquín Costa y la valentía de Mariano Catalán, podemos considerar Huesca como la cuna de la historia de la bicicleta en España. El oscense Joaquín Costa, becado por la Diputación de Huesca en 1867, tomó rumbo hacia la Exposición Internacional de París. Costa debía tomar nota sobre los avances agrícolas, pero no pudo evitar fijarse en el velocípedo de Pierre y Ernest Michaux.
LA LLEGADA DEL BOCETO A HUESCA
Como cuenta el libro de Vicente Cajal, 'Un Oscense', Joaquín Costa plasmó en un papel de fumar el boceto de aquel velocípedo que tanto le había impresionado y lo mandó rápidamente por correo a Huesca. Aquel papel de fumar que transportaba la idea de la que sería la primera bicicleta de la historia en España, fue recibido por el herrero Mariano Catalán en el Coso, ciudad altoaragonesa de Huesca.
PRIMER INTENTO DE MARIANO CATALÁN
El dibujo de Joaquín Costa cobró vida en 1867 en el taller de Mariano Catalán. El primer prototipo de la historia de la bicicleta en España acababa de ser creado. Catalán no solo construyó un armatroste de 30 kilos con piezas de madera en pleno siglo XIX, si no que también se atrevió a probarlo. Por razones de la época, las primeras pedaladas fueron a escondidas, en la antigua plaza de toros del pueblo, para evitar burlas y malas miradas. En estas primeras pedaladas el criado empujaba al altoaragonés mientras que este intentaba mantener el equilibrio con poco éxito. Tras varios intentos, Mariano Catalán, hacía historia.
SEGUNDO INTENTO: EL ÉXITO
Tras un año de trabajo, Catalán creó una nueva bicicleta, esta vez de hierro, con la que se aventuró de la mano de Gregorio Barro a recorrer 70 km hasta Zaragoza, convirtiéndose en la primera marcha cicloturista dentro de las fronteras españolas.

Patente de Rabasa en 1971

En Febrero de 1971, Margarita Rabasa Negre, presentó una nueva patente para una bisagra perfeccionada para las bicicletas plegables que cambiaría el diseño de esta parte de la bicicleta en los siguientes modelos.
Back to Top